Nuestros médicos

Nuestros médicos

19 de Mayo de 2017.

Este año queremos hacer este pequeño artículo para hablar de nuestros médicos, aquéllos en los que confiamos la recaudación del Paseíco de la Mama desde que comenzamos. Porque sabemos que van a hacer muy buen uso de ello, porque no tenemos ni la mínima duda pues nos lo han demostrado con creces. Y es que la relación que el Paseíco tiene con los médicos de la Fundación del Instituto Oncológico de la Vall d’Hebron va más allá de una relación formal.

Al primer Paseíco de la Mama en 2011 ya vino la Dra. Cristina Saura, jefa de la Unidad de Cáncer de Mama, acompañada por Sergi Cuadrado, director adjunto de la Fundación. Lo cierto es que no esperábamos que vinieran porque viven y trabajan en Barcelona. Siendo el Paseíco un sábado tenían motivos de sobras para no poder venir. Sin embargo, no sólo vinieron ellos sino que además vinieron acompañados de sus familias. Ahí empezamos a darnos cuenta de hasta qué punto se involucran en su trabajo.

Año tras año hemos visto que su dedicación a la medicina y a la investigación es total. Trabajan sus turnos, guardias, pasan al centro de investigación Cellex junto al hospital donde trabajan intentando progresar en una investigación que mejorará la calidad de vida de sus pacientes.

También hemos contado con la presencia de la Dra. Zamora, doctora adjunta de la Unidad de Cáncer de Mama, y en el Paseíco 2016 el Dr. Córdoba, ginecólogo del Centro de Patología Mamaria de Vall d’Hebrón, habló de las madres embarazadas con cáncer de mama, un tema especialmente difícil. Siempre nos ha gustado la sensibilidad con la que hablan de sus pacientes, tantos años trabajando de cirujanos o ginecólogos pero sus pacientes siguen siendo personas con nombre y apellido.

Estos médicos y otros muchos como ellos son los que llevan a cabo la investigación del cáncer de mama en el Vall d’Hebrón y convierten nuestros donativos en algo vivo, esencial.

No sólo sabemos que podemos confían en ellos sino que además cuentan con el reconocimiento mundial por la calidad y resultados de lo que hacen. Continuamente podemos encontrar publicaciones y artículos referentes a su gran trabajo. Eso nos emociona, pero sobre todo nos da más fuerzas para seguir haciendo el Paseíco de la Mama año tras año. Para nosotros, la organización del Paseíco es un pequeño esfuerzo de unas pocas semanas, pero ellos velan durante todo el año por el buen uso del dinero que recaudamos. Desde aquí, se lo queremos agradecer y esperamos poder seguir apoyándoles en la investigación durante muchos años más.